Líder light

Líder light
LN.ED.PM.N.C. Sara Margarita Peniche Padilla

Hoy, te voy a platicar un poco de mí, soy Sara M. Peniche soy nutrióloga clínica con más de 10 años de experiencia en la consulta privada, con atención de manera específica a pacientes Godínez, los cuales luchan contra las presiones sociales, laborales y personales para lograr una alimentación nueva o diferente a lo que han realizado toda su vida y es mi trabajo buscar herramientas de capacitación para que sean ellos quien tomen las mejores decisiones en alimentación y donde puedan evaluar el impacto directo a su salud física.

Desde hace 6 años dirijo Eduyomi Bienestar una agencia de bienestar para empresas que busca formas creativas, innovadores y amigables de implementar hábitos saludables basados conocimiento científico que ayuden a las personas a una toma de decisiones para su salud, en este punto convirtiéndome en un líder para el equipo de trabajo del cual soy parte.

Los párrafos anteriores son la razón por la cual me encuentro escribiendo estas líneas como una forma de comunicar la necesidad que he podido encontrar en mis pacientes Godínez y la experiencia en la implementación institucional de planes y programas de bienestar en empresas, su medición e impacto en los colaboradores de las empresas que confían en nosotros atender estos temas.

Ser un líder light hace referencia principalmente a la toma de decisiones que como líderes de equipo tenemos día a día y que impacta de manera positiva o negativa en nuestros equipos de trabajo.

Una persona que siente el apoyo y consideración de su líder es alguien que trabaja por convicción, aclaremos que todos trabajamos por necesidad, ya que es normal que nos guste comer, pero cuando nos encontramos motivados por el cuidado y liderazgo de nuestra cabeza de equipo el trabajo se vuelve una forma de desarrollar habilidades en el comportamiento así como en la proactividad del equipo de trabajo para lograr en tiempo y forma los objetivos impuestos. El líder light organiza con su equipo de trabajo los horarios de colaciones, las colaciones o snacks son estos alimentos “entre comidas” que evitan sentir una sensación de hambre desesperada, está sensación es la vía correcta para evitar llegar a un atracón (consumo desmedido de la cantidad de alimento en un tiempo determinado).

Para que puedan ver con un poco más de claridad la importancia de no sentir una sensación de hambre desesperada, empecemos por entender de: ¿Dónde viene la sensación de hambre? El órgano encargado de regular la sensación de hambre es el hipotálamo que genera una comunicación directa con otros órganos (estomago, páncreas, intestinos, etc.) por medio de neurohormonas (químicos que transfieren la información del cerebro a otros órganos). Es decir, el hambre es una sensación que existe a la necesidad de consumir alimentos, que tiene una amplia respuesta neurológica y fisiológica. Cuando el cuerpo tiene esta sensación se estresa de manera “normal” ya que el hambre busca mantener diversas funciones estables (glucosa en sangre, presión sanguínea, etc.) para el óptimo funcionamiento del cuerpo.

El cuerpo sufre un estrés metabólico (físico) por tener hambre y ahora la persona también tiene que lidiar con el estrés psicológico con impacto metabólico de trabajo, que muchas veces se produce por una mala planeación en el tiempo de trabajo, objetivos fuera de la realidad de las capacidades o experiencia del colaborador.

Estos factores a largo plazo generan desgaste que limita el actuar del sistema inmune, genera una elevada incidencia de gastritis, colitis y todas las “itis” del sistema gastrointestinal, que afectan la calidad de vida de las personas, disminuyendo su rendimiento, aumentando el ausentismo y afectando su actitud al trabajo.

Por estas razones considerar los horarios de snack (en las juntas de home office) es algo que el líder light puede considerar como una buena forma de iniciar esta evolución del liderazgo, si bien no todas las personas del equipo de trabajo lo considerarán relevante o lo ejecutarán, ya es una decisión personal, comenzar por establecer los horarios de snacks o colaciones en las agendas de trabajo es el primer paso para mostrar que estamos pensando en la importancia de la ejecución de llevar a cabo un estilo de vida más organizado, con tiempos específicos para comer.

En la actualidad (Covid) ha modificado el consumo de alimentos dentro de los centros de trabajo, pero es importante considerar que algunas áreas de las empresas continúan laborando de manera presencial y por periodos extenuantes de trabajo en épocas especificas del año o durante todo el año, en las que ofrecer algún tipo de alimento a los colaboradores es una opción. El problema viene cuando las opciones que ofrecen al equipo de trabajo son: pizzas, hamburguesas o tacos de diversos sabores.

En este punto les explicaré un poco que pasa con el cuerpo cuando el proceso de digestión se centra en este tipo de alimentos. La digestión de grasas, proteínas e hidratos de carbono (cereales como el trigo con que el está hecha la masa de pizza o el pan de la hamburguesa) es uno de los procesos que más desgasta al intestino, para digerirlos genera un aumento en la producción de hormonas (comunicadores entre órganos) y enzimas (aceleradores de procesos), que da lugar a una respuesta de vascularización* (el intestino necesita más sangre para llevar a cabo el proceso de digestión) , alentando el movimiento del intestino generando un aumento importante de la inflamación, gases (que estando en el lugar de trabajo es complicada la expulsión) que al retenerlos genera cólico, malestar, y que posterior al consumo de estos alimentos las personas vuelven a sentarse a trabajar con menor atención al trabajo debido a los estragos físicos ( pesadez, acidez, indigestión, cólicos, etc.) que genera esta combinación de alimentos.

Un aspecto importante a considerar son las intolerancias a los alimentos, es “normal” que conforme la edad avanza el intestino comienza a perder la habilidad de producir enzimas que ayudan al intestino a desintegrar azúcares o proteínas como la lactosa (azúcar) de la leche o el gluten (proteína) del trigo, y como consecuencia el intestino se irrita aumentando la fermentación (gases) en intestino, provocando diarreas o texturas poco formadas en la materia fecal, náuseas y cólicos entre otros.

El llamado mal del puerco, se genera cuando los alimentos cuestan tanto trabajo digerirse que requiere una cantidad más importante de sangre en el intestino, por lo cual disminuye el flujo de sangre al cerebro, por tanto, disminuye la cantidad de oxígeno y ahí es cuando el bostezo, sueño y cansancio se hace presente.

La mejor opción para estos casos es tener un listado de restaurantes o fast fresh restaurants para ofrecer una ensalada y pizza, cuando se consume verdura en conjunto con alimentos altos en grasa e hidratos de carbono, la fibra de la verdura evitará que el intestino absorba en su totalidad la energía consumida, favoreciendo la motilidad (movimiento del intestino) para facilitar el tránsito intestinal, cuando se disminuye el tiempo que pasa el alimento en intestino se inflama menos, porque fermenta menos, genera menos pesadez, el sistema nervioso sufre menos debido a que necesita menos hormonas para comunicarse
entre órganos.

Para los festejos que muchas veces son 5 pasteles por semana, busca opciones de pasteles sin azúcar o con harinas de fácil digestión como harina de arroz y reunir a los cumpleañeros por semana, así en lugar de comer 5 veces a la semana pasteles la frecuencia o disponibilidad de este tipo de alimentos se hace 1 vez por semana.

Regala manzanas en lugar de chocolates, comparte caminatas con ellos como forma de junta de trabajo, actívate y ¡actívalos!

Incentiva al cambio en tu equipo de trabajo desde el ejemplo, práctica pausas activas cuando te encuentres en juntas con ellos y hayan pasado más de 1 hora sentados, estos ejercicios de estiramiento ayudarán a mejorar la postura y favorecerán la circulación de la sangre, mejorando la sensación en piernas por la cantidad de horas tras la pantalla.

Capacitarte en aspectos de hábitos saludables, estilos de vida que motiven al cambio y acciones que generen un impacto en tu entorno es una de las razones de ser de Eduyomi Bienestar, si requieres apoyo para implementarlo en tu centro de trabajo, escríbenos estamos para ayudarte.